#Firmainvitada de marzo: Estela Chocarro

estela

Marzo tiene como protagonista a una de nuestras reinas de la novela negra españolas más queridas, sobre todo en su Pamplona natal, Estela Chocarro. Su último libro Nadie ha muerto en la Catedral está despertando un gran interés, sobre todo en su tierra y, no deja de acudir a eventos de promoción. De hecho el próximo 17 de marzo a las 19:00 en El Corte Inglés de Pamplona hablará con Gonzalo García de la Catedral. Por ello, le hemos pedido que nos guardase unos minutos para dedicarnos unas palabras en el blog. ¡Aquí va su dedicatoria!

Queridos amigos de Yoleomaeva,

Soy Estela Chocarro, autora de El próximo funeral será el tuyo y Nadie ha muerto en la catedral. Que estos libros existan es la realización de un sueño de infancia. Un sueño de toda una vida en realidad, pero todo comenzó para mí en la que yo sentía como una infancia algo aburrida en un pequeño pueblo de Navarra: Cárcar. Mi pueblo. Allí nací y me crié hasta que con dieciocho años marché a Madrid para estudiar en la universidad. En aquel momento quería alejarme lo máximo posible del pueblo, ávida de experiencias y de aventuras. Curiosamente, con el tiempo, la percepción que tengo de mi pueblo es muy diferente y ha llegado a parecerme un lugar casi exótico. De ahí que se haya convertido en escenario de mis novelas, y sus gentes en protagonistas de mis historias.

Cárcar es un pueblo de mil cien habitantes aproximadamente, situado en lo alto de una colina, con el río Ega y los campos de cultivo a sus pies. Mis padres, mis abuelos y todas las generaciones que les precedieron han sido agricultores, igual que la mayoría de familias del entorno. Algunos tuvieron la suerte de poder estudiar y a mis padres les hubiese gustado, pero la suya fue una generación que lo pasó mal económicamente y no pudieron tener una formación más allá de la básica. Sin embargo, han sido personas con una gran curiosidad, con inquietud por saber y con el deseo de dar a sus hijos las oportunidades que ellos no tuvieron. Y gracias a eso, yo estoy ahora aquí escribiendo para este blog. También por eso, mi primer libro está dedicado a mis padres: Emi y Laureano. No sólo me han dado las llaves de un mundo más grande que el que ellos han conocido, también me han inculcado sus valores, sencillos y valiosos, y me han transmitido sus vivencias, las historias con las que han crecido y una actitud ante la vida.

El próximo funeral será el tuyo está inspirado en un crimen ocurrido en Cárcar en 1924. El asesinato de una jovencita del pueblo que conmocionó a la población y que acabó convirtiéndose en una especie de leyenda negra del pueblo. He escuchado varias versiones de lo sucedido a lo largo de los años, he crecido explorando los escenarios del crimen, la cueva donde apareció el cadáver… Esa historia me fascinó siempre y siempre tuve claro que aquella era una historia digna de ser novelada o tal vez llevada al cine. Hay muchas otras historias, a veces pequeñas, que mi padre sobre todo, pero también mi madre, nos han contado a mis hermanos y a mí a lo largo de los años. Algunas aparecen en Nadie ha muerto en la catedral. Nos las han contado a veces hasta la saciedad. Son sus raíces, la herencia que han recibido y que han procurado transmitirnos a sus hijos para que tengamos bien claro de dónde venimos. Mi padre no ha sido un gran lector, pero sí un gran contador de historias. Es el vivo ejemplo de que la tradición oral sigue viva. De ella han bebido las generaciones anteriores y también otras más recientes pero menos letradas. Mi abuela Anastasia, con la que conviví hasta que falleció cuando yo tenía once años, nos recitaba poemas, nos cantaba canciones, rezábamos a Santa Bárbara con ella cuando había tormenta… Ese era su mundo, muy marcado por la religión y eso era lo que podía enseñar a sus nietos. El origen de las personas marca su modo de ver el mundo y la forma en la que se han de enfrentar a él cuando se hacen adultos. Yo estoy orgullosa de mi origen y espero ser capaz de transmitir algo de todo esto a mis hijos, para que nunca olviden de dónde vienen. Os invito a conocer un poquito de ese mundo sencillo, rural y misterioso a través de mis novelas. Ver el misterio a nuestro alrededor es sólo cuestión de saber mirar y tener la mente dispuesta a recibir sensaciones. Esto cada vez es más difícil en nuestro mundo saturado de mensajes, pero os animo a probarlo. Dejar a un lado el móvil, internet y el ordenador y salid a la calle, al campo, a una iglesia o catedral… y mirad con atención. Escuchad el murmullo de las viejas historias que ocurrieron ahí hace muchos años y dejaros transportar a otra época. Es la magia de la vida. La misma que esconden los libros.

Estela Chocarro 

Esta Semana Santa desde Maeva también os queremos animar a dejar de lado el móvil, Internet… Y dejaros llevar por la magia de la vida ¡feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>