Charlando con Dörte Hansen

IMG_2024

¡Hola lectores! ¿Estáis listos para las vacaciones? Nosotros, de momento, solo damos por finalizada la semana, y lo hacemos “charlando” con un de nuestras autoras. Dörte Hansen, autora de La vieja tierra, estuvo hace unas semanas en Barcelona presentando su novela y tuvimos la ocasión de charlar con ella para que nos contara más cosas sobre esta historia de dos mujeres, dos épocas y una antigua casa.

La vieja tierra 3D

La vieja tierra es tu primera novela, ¿te esperabas este éxito en Alemania? ¿A qué lo atribuyes?
No me lo esperaba yo, ni nadie. Y realmente no me lo explico porque esta es una historia que no suele pasar en la realidad. Cosas como las que pasan en mi historia solo pasan en las películas. Un crítico alemán habló del milagro de Dörte Hansen. Y creo que la mejor forma de responder a esta pregunta es que los milagros son inexplicables y que es mejor no intentar explicarlos. Yo no puedo explicarlo. No tengo ni idea.

¿Qué fue lo que te impulsó a escribir La vieja tierra? ¿Cuál fue la idea primigenia?
La idea primigenia fue escribir un libro que mostrara la vida en el campo de forma más realista y no como se hacía hasta entonces. En Alemania hubo una tendencia que mostraba la vida rural desde la perspectiva de la gente de la ciudad que se va a vivir al campo. Y yo quería mostrar la perspectiva contraria: ¿qué opina la gente del campo de toda la gente de ciudad que de repente se va al pueblo y empiezan a contarles cómo tienen que hacer las cosas y cómo tienen que cultivar la tierra? Esa fue mi idea original.

Este libro ha llegado en un momento en que los refugiados de diferentes guerras vuelven a ocupar las primeras páginas de los periódicos. Una de sus protagonistas, Vera, es una refugiada prusiana. ¿Lo has hecho con intención de hacer recordar el pasado más reciente de tu país?
Llevo mucho tiempo trabajando en este libro y, de hecho, cuando empecé todo el tema de los refugiados aún no había surgido. En mi libro intento hablar de personas que tienen dificultades para encontrar su lugar en el mundo; Vera como refugiada, su huida, es solo un tema. Anne y los otros personajes también huyen. Todos intentan responder a la pregunta de a dónde quieren llegar y dónde está su lugar en el mundo. Creo que esta es una pregunta muy actual porque antes la gente nacía en un pueblo y continuaba lo que hacía su familia. Sin embargo hoy tenemos la posibilidad de elegir y creo que esa libertad a veces nos sobrepasa, nos agobia.

IMG_2024De alguna manera la novela traza una especie de paralelismo entre los refugiados de campo y los refugiados de ciudad. ¿Qué crees que tienen en común?
Ambos refugiados tienen la sensación de que en cierto modo son extraños en el sitio en el que viven, aunque de formas muy distintas. Por ejemplo, Vera es una mujer que ha vivido toda la vida en una casa en la que sigue sintiéndose extraña y aun así no puede marcharse. Ella ha conquistado un lugar, pero no ha echado raíces, no lo ha hecho suyo. Y a su propia manera, Anne también ha perdido sus raíces, su patria, su lugar en el mundo, la música. Las dos mujeres han superado grandes pérdidas y consiguen ganarse un poco la una a la otra.

El contraste entre el campo y la ciudad está muy bien descrito en la novela y la diferencia entre los dos puntos de vista es francamente divertida. ¿Te has inspirado en tu propia experiencia?
Sí, y creo que es porque conozco ambos lados del problema. Yo nací en un pueblo muy muy pequeñito, de 500 habitantes, pero la mayor parte de mi vida he vivido en ciudades. Sin embargo, de adulta volví a trasladarme al campo y creo que conozco bien las dos partes y aun así me siento más de campo.

Tus dos protagonistas son mujeres fuertes que no acaban de encajar en los estereotipos de la sociedad en la que viven. ¿Es un reflejo de tu propia personalidad?
Creo que conozco esta sensación de no sentirse a gusto, de sentirse como una extraña. Yo experimenté esta sensación en el pueblo en el que vivía y luché mucho para poder terminar el bachillerato e ir a la universidad, porque sentía que era diferente. Pienso que esta sensación de sentirse fuera de lugar, se puede trasladar a muchos tipos de historias.

El tema de la maternidad y la crianza también tiene importancia en su novela. Por un lado hay una cierta crítica a las nuevas corrientes de crianza natural, pero también habla de la incapacidad de algunas madres de transmitir amor. ¿Qué es lo que piensas sobre este tema tan controvertido y actual?
Creo que las relaciones entre padres e hijos son absolutamente fascinantes, pero es muy difícil hablar de ello. Cada generación tiene cosas que le gustan o no de la generación de sus padres. Nos ayuda a pensar que los padres dan lo que tienen. Las madres, por ejemplo, quieren a sus hijos, pero no como a ellos les gustaría. No es porque no los quieran sino porque no pueden hacerlo de otra manera. Anne piensa muy a menudo que su madre no tiene una relación muy amorosa con ella. Se pasa toda la novela intentando encontrar su aprobación o tener una relación cariñosa con ella hasta que comprende que su madre no puede darle amor porque ella no recibió ninguno de su propia madre. Así encuentra una cierta forma de reconciliarse con su madre porque se da cuenta de que no puede hacerlo de otra manera.

_dsc2629a.jpg

Por otro lado, parece que la casa es otro personaje de la novela, ¿qué importancia tiene para ti el lugar en el que vivimos?
Para mí es algo muy importante. Yo pasé mucho tiempo buscando mi propio lugar y, desde hace relativamente poco, un año más o menos, encontré una casa en la que pensé: “vale, aquí me puedo quedar.” Pero tuve que llegar a los 52 años para encontrar el sitio del que no quiero volver a marcharme.

Y por último, esta es una novela muy local pero a la vez universal, ¿en qué cree que los lectores españoles se verán reflejados?
El tema de la familia es universal. Lo que me apetece mucho es descubrir si este debate entre ciudad y el campo también es tan popular en España. Y también si todo el movimiento de la crianza natural también existe en España. Aunque creo que en general el conflicto de mis personajes es algo contemporáneo y global que se entiende fácilmente en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>