Un paseo por Limerick tras las huellas de Frank McCourt

post - huellas

¡Hola lectores! Seguro que muchas veces, al leer un libro que realmente os gusta y que consigue trasladaros mentalmente al lugar donde sucede la historia, os encantaría poder visitarlo en la realidad, tanto si es una ciudad, un país real, como si es un mundo surgido de la imaginación de su escritor. Es así como los lectores de Las cenizas de Ángela han conocido la ciudad de Limerick.

Limerick es la tercera ciudad más poblada del país (por detrás de Dublín, la capital, y Cork; y la cuarta de la isla, siendo Belfast, capital de Irlanda del Norte, la segunda), en la costa oeste de la isla y a orillas del río Shannon ─un protagonista más en Las cenizas de Ángela. Y tan importante es la ciudad en las memorias de Frank McCourt como han sido estas y su éxito internacional para la propia ciudad, a la que el premio Pulitzer de 1997 situó en el mapa literario. La antigua escuela de Frankie es ahora un museo sobre el autor y su obra, e incluso hay un tour a pie por la ciudad siguiendo los pasos de Frank McCourt.

Nuestra editora Susana Herman viajó hasta Limerick para seguir las huellas de Frankie y volcar su experiencia en la edición especial 20 aniversario de Las cenizas de Ángela, un título que, desde su publicación, ha sido traducido a veinticinco idiomas y se han vendido más de diecisiete millones de ejemplares.

Yo leí el libro al poco de publicarse, sin saber que veinte años después trabajaría en la editorial que lo había lanzado y que recibiría el encargo de viajar a Limerick para averiguar qué había pasado con la figura de Frank McCourt, fallecido en 2009, y con su libro. ¿Seguiría el autor vivo en la memoria de la gente de Limerick en 2017? ¿Qué le ocurre a un best seller con el paso del tiempo? ¿Seguiría en las estanterías de las librerías de Limerick?

Dispuesta a encontrar la respuesta a estas preguntas, Susana realizó un viaje en avión hasta Dublín más uno de dos horas y media en autobús atravesando las verdes praderas de Irlanda, que la llevaron hasta la ciudad que vio crecer a Frank McCourt, donde nada más llegar se encontró a los protagonistas (geográficos) de sus memorias: el río Shannon y la calle O’Connell.

La estación de autobuses de Limerick está en el muelle Arthur, así que era inevitable que mi primera vista de la ciudad fuera la del río Shannon, uno de los ejes geográficos del libro. Aunque estaba nublado y amenazaba lluvia, al poco tiempo salió el sol, lo suficiente para ver un precioso atardecer sobre sus aguas y recorrer la calle O’Connell, omnipresente en las idas y venidas del pequeño Frankie.

IMG_4920

Entre las visitas que realizó Susana en la ciudad de Limerick, destaca la del museo de Frank McCourt, ubicado en lo que antiguamente había sido la escuela Leamy, a la que acudían de niños Frankie y su hermano Malachy; y donde el guía honorífico del museo Michael O’Donnell, que conoció personalmente a Frank McCourt, cuenta a los visitantes anécdotas de aquella época. También, de paso, nuestra editora pudo comprobar que el libro de memorias de Frank McCourt sigue interesando y atrapando a los lectores de nuevas generaciones. «La librera me dice que no pasa un día sin que venda varios ejemplares», asegura Susana.

medium_Frank_McCourt_Museum_Limerick_819_Edit_03_october_2012_059

Por fin comienza la visita a pie que sigue las huellas de Frankie y que llevará a nuestra editora a la iglesia de San Francisco, otros templos relevantes en su historia y el edificio donde consigue su primer trabajo, entre otras localizaciones.

Le pregunto a Noel si será posible hacer el tour con la que está cayendo y le comento que, si le parece, podemos hacerlo a la mañana siguiente. «Mañana también lloverá. ¡Siempre llueve en Irlanda, querida Susana!».

Mientras tanto, Noel, el guía, y Susana charlan sobre las memorias de Frank McCourt: lo que sucede, por qué sucedió y si podría haber sucedido de una forma distinta.

Le digo a Noel que Ángela no se hubiera desenamorado si él [Malachy padre] hubiera entrado en razón y hubiera dejado la bebida; Noel me contesta que una pareja formada por un irlandés del norte y una irlandesa del sur nunca hubiera llegado a buen puerto. Era inevitable.

La visita incluye, como no podría ser de otra forma, tomar “la primera pinta” en un pub. No de la vida, pero sí la primera en Limerick, igual que hizo Frank al cumplir 16 años y donde Noel le indica un detalle muy curioso que oculta el pub.

De alguna manera siento que esa pinta, aunque hace décadas que he pasado de los dieciséis, tiene algo de iniciática.

IMG_4949

La visita finaliza su recorrido en la calle Roden y, de nuevo, la antigua escuela Leamy, después de haber pasado horas hablando sobre Frank, su vida y la ciudad de Limerick, y dando, si cabe, más vida a sus memorias.

Pienso que desde que llegué a esta ciudad siempre tengo hambre, noto la humedad del río en los huesos y daría lo que fuera por una taza de té bien caliente. Al día siguiente abandono Limerick sin que haya dejado de llover.

Podéis conocer la experiencia completa de nuestra editora Susana siguiendo las huellas de Frank McCourt en Limerick en la edición especial 20 aniversario de Las cenizas de Ángela, además de las fotos inéditas de McCourt y sus visitas a España y mucho más material adicional.

Si aún no conoces Las cenizas de Ángela, esta es una buena forma de comenzar.

Feliz lectura

 


base libro.inddLas cenizas de Ángela
Frank McCourt
«Cuando recuerdo mi infancia, me pregunto cómo pude sobrevivir siquiera. Fue, naturalmente, una infancia desgraciada, se entiende: las infancias felices no merecen que les prestemos atención. La infancia desgraciada irlandesa es peor que cualquier infancia desgraciada corriente, y la infancia desgraciada irlandesa católica es peor todavía».
Así empieza Las cenizas de Ángela, las memorias de la infancia de Frank McCourt que en 1997 fueron galardonadas con el premio Pulitzer, el premio de la Crítica y el de Los Angeles Times, además de convertirse en libro del año en Estados Unidos. Posteriormente fue adaptado a la gran pantalla por Alan Parker en 1999.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>