Siempre de buen humor en primavera

cab blog

¡Hola lectores! Aunque oficialmente llegó hace varios días, por fin hemos recibido la primavera, una de las estaciones que parecen generar buen humor por naturaleza: dejamos atrás el frío del invierno y el sol empieza a calentar, las horas de luz se alargan, los parques empiezan a llenarse de flores y gente… Pero atentos a las palabras con las que comienza esta estación en Todo el año de buen humor:

«Puede que pienses que podrás cerrar este libro en primavera. ¿Quién necesita consejos para sentirse en forma en esta estación en la que todo lleva al entusiasmo y a la energía? […] Los que se sienten abatidos en primavera son todavía más incomprendidos, pero tenemos derecho a no ser como los demás y a sentirnos alicaídos en junio. […] El buen humor no es un estado de ánimo que pueda imponerse. No es una emoción colectiva, natural ni obligatoria. Cada persona tiene su manera de vivir la primavera. No sirve de nada repetir que la primavera es naturalmente alegre; es mejor encontrar experiencias de alegría que puedan vivirse en primavera.»

Tanto si sois de los afortunados a los que la primavera les genera un buen humor fantástico de forma natural como si no formáis parte de este grupo, vamos a ofreceros una serie de consejos que, por supuesto, podéis encontrar más desarrollados en la Primavera de Todo el año de buen humor:

Bienestar físico: alimentación y ejercicio

Nuestro bienestar físico depende, principalmente, de la alimentación y el ejercicio, y podemos tomar las decisiones adecuadas para que este sea perfecto en primavera.

En cuanto a la alimentación, ¿sabías que el color rojo calma las ganas descontroladas de ingerir calorías? Desde la infancia asociamos el color rojo con el concepto de prohibido, stop o incorrecto: las señalizaciones en la carretera o la playa, los errores en el colegio… Si ponemos los dulces o comida basura en un plato rojo, sentiremos menos tentación. Así que ¿por qué no cambiar los “pecados” por comida sana? Lo ideal es que la mitad del plato esté lleno de frutas, verduras y hortalizas, ¡y esta temporada es ideal para ello! Muchos productos de temporada son ricos en folatos (guisantes, canónigos, brócoli, espárragos…) y antioxidantes (lechuga, calabacín), además de distintas vitaminas, que funcionan como antidepresivos naturales.

6195741_npaK

El buen tiempo y los días más largos son una invitación a moverse y ejercitarse a la que es fácil responder. La actividad física es, pues, ideal para mantener un buen estado anímico. La duración mínima del ejercicio para «poner en forma» el cuerpo y el alma es de veinte minutos a la semana, pero sus efectos beneficiosos aumentarán si se ejercita una hora a la semana. Practicar deporte en pareja es muy beneficioso, ya que movilizas el cuerpo y al mismo tiempo te beneficias de las estimulantes interacciones sociales. Además te anima a perseverar, ya que al quedar con alguien te sientes menos tentado de faltar a tus citas deportivas.

Bienestar mental: meditación y positividad

Los efectos beneficiosos de la meditación son incontables. Está demostrado que diez minutos de meditación al día permiten ahuyentar el decaimiento y aprovechar plenamente las emociones positivas, por muy pequeñas que estas sean. ¿Cómo empezar a meditar si no lo hemos hecho nunca? En nuestra colección MAEVA inspira contamos con Meditaciones instantáneas, un libro que te será de gran ayuda para empezar a incluir esta práctica en tu día a día.

Conserva tu naturaleza sociable o bien empieza a construirla lentamente. Un buen comienzo puede ser entrenarse a reír, algo muy útil para la salud, al igual que aprender a amar la risa de los demás. Lo mismo pasa con la sonrisa: ¿sonríes en primavera? Sigue haciéndolo. Al sonreír, favoreces la fabricación de antidepresivos naturales. Un truco es llevar un diario de alegrías: anota durante al menos una semana todos los momentos que te hayan hecho sonreír, por muy breves o banales que hayan sido; te sorprenderás del número de momentos agradables que reunirás.

Banda sonora

Para elegir la música ideal para potenciar nuestro buen humor en primavera, Michel Lejoyeux recomienda elegir un tipo de música que nos guste y escucharla consciente y voluntariamente (no como fondo sonoro). Además, es preferible una música activa más que pasiva (es más efectivo cantar o tocar que simplemente escuchar), una música escuchada o producida en grupo (resulta más efectivo el canto coral que ensayar a solas frente al piano) o asociada al cuerpo (disfruta de la música bailando, moviéndote, o bien relajado en el sillón).

También es muy recomendable optar por relajarnos al final de la jornada escuchando por la noche música como Strawberry Swing de Coldplay, Weightless de Marconi Union, Canzonetta sull’aria de Wolfgang Amadeus Mozart o Un aria de sitar de Ravi Shankar.

Estas canciones están incluidas en nuestra lista de Música para el buen humor en Spotify:

Por supuesto, llevar a cabo todas y cada una de estas recomendaciones cada día es muy posible, pero incorporando solo algunos de ellos a nuestra vida diaria… ¡buen humor garantizado!

buen humor primavera

¿Cuál es nuestro consejo personal para pasar una primavera de buen humor? Que hagáis clic aquí, os descarguéis estos consejos y lo pongáis en algún lugar que veáis cada día (la pared de vuestra habitación, la puerta de la nevera…) para que el buen humor esté presente cada día.

Feliz lectura y feliz primavera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>