El que esté libre de culpa, que lea este post

02 - copia

¡Hola lectores! Entre nuestros seguidores abundáis los lectores de novela negra, y por eso queremos ofreceros una de esas historias que os ayudarán a finalizar el mes de junio de una forma más llevadera: buenas lecturas en ambientes fríos para combatir este comienzo de verano tan caluroso.

En la fría isla de Sandhamn la culpa ha echado raíces. La exitosa Viveca Sten se adentra en los límites de la condición humana en su nueva novela.

portada NO CULPABLEUna oscura y fría noche de otoño, una joven desaparece sin dejar rastro en la pequeña isla de Sandhamn. La organización de la investigación recae sobre Thomas Andreasson. El mal tiempo le obliga a suspender la búsqueda, aunque eso signifique perder las esperanzas de encontrar a la joven con vida. Apenas unos meses más tarde, la isla es el destino que Nora Linde ha escogido para viajar con sus hijos tras descubrir que su marido le es infiel. Pero no va a encontrar la paz deseada. Un día los chicos se adentran en el bosque sin imaginar la macabra sorpresa que les espera.
Paralelamente la autora cuenta la historia de Gottfrid y su familia a principios del siglo XX. Sus secretos, que salen a la luz un siglo después, serán la clave para resolver el caso.

 

No culpable es la tercera entrega de una serie de misterio ambientada en la isla de Sandhamn, un idílico lugar y destino de veraneo preferido de los habitantes de Estocolmo.
Desde el siglo XVII la isla de Sandhamn, en el archipiélago de Estocolmo, es conocida como el centro de la academia naval real. La isla de Sandhamn se convierte en un punto central de la obra. Lugar que adora desde la infancia y que protege con un intenso activismo ecologista, esta isla es el centro de las tramas de las obras. Cada novela tiene su origen en un punto del ecosistema formado por la isla y los alrededores, que conoce hasta el más mínimo detalle. En la isla residen 110 personas, que se convierten en 3.000 en verano, estación en la que hasta 100.000 personas visitan la zona.

sandhamn1

En No culpable, la culpa está marcada y enterrada en la mayoría de los personajes, al igual que las raíces en la tierra. Con la frase “El que esté libre de culpa que pase la primera página” (nuestra propia interpretación de una frase bien conocida: “El que esté libre de culpa que tire la primera piedra”) apelamos directamente al lector usando la culpa como conexión con él, porque ¿quién no se siente culpable de algo? Por eso hemos creado la Escala Sten de la culpa.

¿Qué nivel de culpabilidad alcanzas tú?

 

Bookmark (1)

Si aún no te has adentrado en el universo de Viveca Sten, ¿a qué estás esperando para descubrirlo?

Feliz lectura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>